Mientras ONU reclasifica la marihuana, activistas realizan Fumatón en SCJN

COMPARTIR

Juan Pablo Ibarra

Jose Luis Martinez Limón

 

Hoy es un buen día para la marihuana. Después de años de diálogo, la Organización de Naciones Unidas votó este miércoles 2 de diciembre para remover el cannabis de la categoría de las drogas más peligrosas del mundo, con el objetivo de ampliar la investigación y el uso médico de la planta. Por otro lado, en México, se llevó a cabo una manifestación cannábica, bautizada como Fumatón, para exigir la correcta regulación de la planta en el país, y que al día de hoy se discute en la Cámara de Diputados. Tanto a nivel mundial como local, la planta lucha por ver la luz.

ONU reconoce valor medicinal de la Cannabis

La votación de la ONU fue realizada por la Comisión de Estupefacientes, que incluye a 53 Estados y está basada en Viena, y derivó de una serie de recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para reclasificar la marihuana y sus derivados. La principal recomendación fue remover el cannabis de la lista IV de las establecidas en la Convención de Drogas Narcóticas de 1961, donde estaba clasificada como igual de peligrosa y adictiva que la heroína.

Las recomendaciones para reclasificar la marihuana fueron hechas por la Organización Mundial de la Salud en 2019, pero la votación fue demorada por razones políticas, de acuerdo con el diario estadounidense The New York Times. Por otro lado, la comisión rechazó una propuesta de incluir el THC dentro de la lista de sustancias establecidas por la Convención de Drogas de 1961, lo que hubiera significado un mayor control en este derivado.

 

Votos a favor (azul), en contra (rojo) y abestención (amarillo) de reclasificación

Mientras tanto en México: Fumatón a la Suprema Corte de Justicia de la Nación

Por otro lado, la tarde del 1 de diciembre, activistas cannabicos mexicanos se manifestaron en la Ciudad de México para hacer públicas las violaciones a los derechos humanos en las que incurre el dictamen para regular el cannabis a nivel nacional que se discute en el Congreso. Apenas unos días antes, el 19 de noviembre, la Cámara de Senadores aprobó dicho dictamen, con lo que la propuesta de ley pasó a los Diputados para ser analizada y votada. Después de dos prórrogas, el Congreso tiene el 15 de diciembre como fecha límite para aprobar la regulación del cannabis, por un mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitido en 2019.

Pepe Rivera, representante del Moviemiento Cannábico Mexicano,

afuera de la Cámara de Diputados

El Fumatón, organizado por el Movimiento Cannábico Mexicano —responsables también del jardín de cannabis plantado en la puerta del Senado— consistió en marchar desde el Plantón 420 hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Ahí entregaron una carta dirigida al Pleno de la Suprema Corte en la cual exponen con detalle las violaciones a los derechos humanos que sigue realizando el proyecto de ley propuesto.

Este escrito ilustra la desproporcionalidad de Ley: a pesar que la cannabis es menos peligrosa para la salud que el alcohol, el tabaco o la comida chatarra, la ley sigue imponiendo límites arbitrarios al autocultivo y la portación de Cannabis. Y sigue haciendolo, a pesar que la Suprema Corte declaro inconstitucionales los artículos que imponen justos estos límites.

El Artículo 245, la raíz de la desproporcionalidad.

Mientras que la ONU acaba de eliminar a la Cannabis de la lista IV de la Convención de Drogas Narcóticas, reconociendo su valor gran valor medicinal y poco peligro para la salud; el proyecto de ley elimina al Cannabis por completo del artículo 245 de la Ley General de Salud.

Recordemos que el artículo 245 de la Ley General de Salud clasifica las substancias psicotrópicas en 4 grupos. Mientras que anteriormente el cannabis estaba listado en el grupo 1 con “escaso o nulo valor terapéutico y un problema grave para la salud pública; la Cannabis es descrita por la Suprema Corte con “escasas afectaciones en la salud y el orden público”, descripción que encaja con el grupo IV de la misma ley con “amplios usos terapéuticos y constituyen un problema menor para la salud pública”.

Sin embargo, el proyecto de ley elimina al cannabis de la lista, ignorando sus propiedades psicotrópicas y de esta manera, seguir justificando legalmente la criminalización del cultivo y portación de cannabis.

15 de Diciembre: Siguiente fecha clave

El Fumatón terminó tras la entrega del escrito y el Movimiento Cannábico Mexicano caminó de regreso con una fecha clara en mente: el 15 de diciembre. Ese día se cumple el plazo para que el Congreso, y específicamente la Cámara de Diputados, aprueben una ley que cumpla con el mandato de la Suprema Corte y reconzca las demandas del Movimiento: autocultivo libre, sin fines de lucro; posesión libre; espacios de consumo tolerado en igualdad a otras sustancias y un trato digno a usuarios de cannabis.

paloma derechos mariguanos

La Paloma, símbolo universal de derechos humanos, color verde con manos formando el mismo símbolo.

Dicen, recuerdan que la lucha es por derechos humanos

Difícilmente, creen ellos, el Congreso lo logrará en menos de 15 días. Por ello, los activistas ya están pensando en las siguientes acciones a realizar, tomando en cuenta que existe todo lo necesario para que la Suprema Corte deseche el proyecto de ley y emita una declaratoria de Insconsticionalidad. Aunque suene drástico y anárquico, la declaratoria de Insconsticionalidad implica que los derechos otrogados a los amparados por Cannabis para uso personal responsable sean otrogados a todos los mexicanos: un sueño para cualquier usuario de cannabis de México.

COMPARTIR
{